Sin categoría

Asalariada principiante: cómo dejar de gastar en pendejadas.

Captura de pantalla 2017-05-25 a la(s) 22.27.53

Llevo nueve meses en donde cuento el tiempo para la hora de la comida y en cuanto ésta termina simultáneamente con el mal del puerco empiezo a ver cuántos minutos quedan para la hora de salida, en resumen: empecé a trabajar.

Como lo mencioné en el último post: éste capítulo en mi vida comenzó principalmente por presión familiar, consecutivamente por pobreza general; sin embargo cada que tengo un mal día en el trabajo me digo: ya voy a renunciar, liberación, rebeldía millenial, pero en la siguiente quincena por supuesto.

Llevo semanas repitiendo el patrón anterior porque no he logrado ahorrar LA CANTIDAD deseada o simplemente porque estoy posponiendo mi felicidad, pero ese es otro tema ustedes no tienen que renunciar a su trabajo eh y como todavía me queda un poco de control en mi vida he retomado mi guía de cómo dejar de gastar en pendejadas para ahorrar porque yo también sé cosas.

Es importante describir mi escenario socioeconómico porque muy probablemente no sea una guía universal. Empecemos: vivo con mis padres, menos de un año en el mundo laboral, nadie depende económicamente de mí, me gusta darme un estilo de vida a lo instagram (a veces), socialmente inactiva y soltera sin compromisos.  Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Sin categoría

My life as roommate.

Processed with VSCOcam with c7 preset

Processed with VSCOcam with c7 preset

Debido a la universidad llevo aproximadamente cinco años donde los viernes son de: soy foránea y me regreso a mi rancho;  una pequeña ciudad a solamente cuarenta y cinco minutos en auto por carretera rápida pero si la pobreza o habilidades inexistentes para manejar te obligan a usar el transporte público te haces hora y media.

Cuando terminaba la preparatoria pensaba que vivir sola era definición de emoción, fiesta y locura pero en realidad me pasó como a Britney a lo my loneliness is killing me. El primer día lloré y mis padres fueron en la madrugada por mí, no es broma. Don’t judge me, tenía diecisiete años, era callada, tímida, inocente y tenía la mirada ya me calmo. Sigue leyendo

Estándar
Sin categoría

I turned into a rabbit for 10 days.

12509232_948521678572187_5840524504139316419_n

Todo partió mientras estaba en mi trabajo de procrastinadora de tiempo completo, donde comienzas convencida de que será un día productivo a tope pero terminas viendo perfiles en Facebook de la prima de la amiga de la amiga de tu amigo, leyendo una reseña de un día en la vida de Kendall Jenner, viendo vídeos de cómo hacer un papel tapiz para la oficina que no tienes pero además el algoritmo de youtube lee perfectamente el subconsciente y llega en donde están plasmados mis goals 2016 y uno de ellos es: bajar veinticinco kilos. Así que me llevó a un canal crudivegano, hecho por una chica de veintisiete montada en un positivismo tremendo que hasta le perdonas la voz que tiene y además está guapísima, entonces de entrada: sí a todo.

En resumen; me pueden hacer cocowash instantáneo si son visualmente atractivos decidí tomar el reto vegano de diez días porque llevábamos once días de enero, todavía estaba latente el que podía lograr absolutamente todo.

Vengo a mostrarles dos versiones: la resumida sarcástica de Twitter y la extensa en donde me monto en el papel de barbie científica.

Captura de pantalla 2016-01-30 a las 4.48.07 p.m. Sigue leyendo

Estándar
Sin categoría

Anécdota de estancia de verano.

Processed with VSCOcam with e1 preset

Processed with VSCOcam with e1 preset

En la universidad nos piden realizar una estancia de verano, estancia académica 2, le dicen. Donde las expectativas son estar en una empresa biotecnológica colaborando en algún proyecto o simplemente siendo parte de lo que se realiza cotidianamente allí, pero la realidad es que existen proyectos vinculados con empresas pero terminas trabajando en los laboratorios de la universidad, so sad. Mi situación no coincide con ninguna de las anteriores, pero vamos a titularla: peor es nada. No estoy haciendo innovación biotecnológica, pero podemos hacer de todo un poco así que me encuentro en un laboratorio de salud pública en el área de microbiología clínica. No voy a entrar en detalles ni contar lo asqueroso que es manejar las muestras, pero sí hablaré de la situación musical de hoy, here I go:  Sigue leyendo

Estándar