Sin categoría

Asalariada principiante: cómo dejar de gastar en pendejadas.

Captura de pantalla 2017-05-25 a la(s) 22.27.53

Llevo nueve meses en donde cuento el tiempo para la hora de la comida y en cuanto ésta termina simultáneamente con el mal del puerco empiezo a ver cuántos minutos quedan para la hora de salida, en resumen: empecé a trabajar.

Como lo mencioné en el último post: éste capítulo en mi vida comenzó principalmente por presión familiar, consecutivamente por pobreza general; sin embargo cada que tengo un mal día en el trabajo me digo: ya voy a renunciar, liberación, rebeldía millenial, pero en la siguiente quincena por supuesto.

Llevo semanas repitiendo el patrón anterior porque no he logrado ahorrar LA CANTIDAD deseada o simplemente porque estoy posponiendo mi felicidad, pero ese es otro tema ustedes no tienen que renunciar a su trabajo eh y como todavía me queda un poco de control en mi vida he retomado mi guía de cómo dejar de gastar en pendejadas para ahorrar porque yo también sé cosas.

Es importante describir mi escenario socioeconómico porque muy probablemente no sea una guía universal. Empecemos: vivo con mis padres, menos de un año en el mundo laboral, nadie depende económicamente de mí, me gusta darme un estilo de vida a lo instagram (a veces), socialmente inactiva y soltera sin compromisos. 

Lo de siempre es tener clara esa lista de gastos fijos mensuales, en mi caso: la mensualidad del gimnasio, el plan de celular, netflix, dos consultas con el terapeuta y una con el dermatólogo. Quizá tenga otras, pero de momento son las que ya llevan tiempo siendo fijas cada mes.

Otro gasto fijo es lo que comes y cómo te transportas al trabajo o a cualquier parte, pero recuerden vivo con mis padres; mayormente me echan aventón al trabajo, desayuno en casa, como en la empresa y vuelvo a cenar en el calor de mi hogar. Solamente cuando me entra la ilusión de volver a ser saludable es que compro mis alimentos libres de azúcares refinados, gluten y conservadores, por mi cuenta.

Dicho esto, entremos a la parte de cómo evitar comprar impulsivamente. Hay cinco preguntas básicas a seguir y que pondré con ejemplos basados en una historia real.

  1. ¿De verdad lo necesito?
  2. ¿Tengo algo parecido?
  3. ¿Lo quiero porque alguien más lo tiene?
  4. ¿Cuántas veces lo voy a usar?
  5. ¿Me arrepentiré de gastar en esto?

De estos tres artículos (reloj Daniel Wellington, pencil by 53, cafetera chemex) compré dos. De uno me arrepentí, otro fue la mejor decisión en mi vida y otro ni siquiera lo he comprado porque para qué, aplicando las cinco preguntas arriba.

1.- ¿De verdad lo necesito?

Tenía muchas ganas de un reloj de manecillas pero los que veía en tiendas siempre están llenos de brillos, correas metálicas, más y más brillos, que cuando vi este sentí que era el IDEAL para mí, aunque tampoco me iba a morir si no lo tenía ni estaba en mi lista de prioridades comprar un reloj.

No, siempre mi inconsciente me engaña y me convence de que comprar herramientas visualmente atractivas me harán mejor artista (o lo que sea que soy) o que incluso seré más productiva.

Nelson, ni siquiera me gusta tanto el café.

2.- ¿Tengo algo parecido?

No, sería prácticamente mi segundo reloj y el primero de manecillas.

No realmente pero tenía un stylus color pastel, barato y medio útil porque si recargaba la mano en la pantalla dejaba de funcionar. 

No, ni a cafetera llego.

3.- ¿Cuántas veces lo voy a usar?

De acuerdo a mi trabajo, no podría usarlo entre semana porque está prohibido entrar al laboratorio con maquillaje, aretes y reloj. Así que solo podría sacarle provecho los fines de semana, aunque por el color y forma es un reloj muy versátil para combinar. 

Pensé que diario pero nelson.

Probablemente solo en fines de semana, porque entre semana preparo y como el desayuno en 15 minutos. 

4.- ¿Lo quiero porque alguien más lo tiene?

Ehm sí, muchos usuarios que sigo en instagram tenían uno e incluso ofrecían códigos de descuento. Una amiga cercana me habló de ellos, de lo mucho que le gustaban y recomendaba, así que un día en el que al día siguiente empezaría en un nuevo trabajo con mejor sueldo; decidí comprarlo. 

Ofcors, me guío mucho por las referencias de otros pero también me entra la envidia cochina de: yo también quiero y merezco uno.

Obviously, seguir a tanta cuenta de “gente perfecta” en instagram me manipula emocionalmente oigan, pero después me repito “ni te gusta el café, cálmate maldita sea”.

5.- ¿Me arrepentiré de gastar en esto?

Cuando lo compré y aun no lo tenía en mano, sí me andaba arrepintiendo pero una vez que llegó me enamoré. Es el reloj ideal para mí, queda con todo y no tiene brillos. 

Muchísimo, pero en ese entonces vivía en el auto engaño.

Es probable, sobretodo por lo poco que la usaría. Cuando me sobre el dinero* chance sí me la compre 

*nunca. 

Ser socialmente inactiva y desafortunada en el amor ayuda muchísimo, la verdad. Porque comer fuera (dependiendo la zona y lo moderno que seas) es carísimo, y más la vida nocturna. Normalmente salgo dos veces o tres al mes, a tomar algo o el brunch porque #señoring o bien, quedar en casa de alguien y preparar u ordenar algo es más barato sin tener que ver a la sociedad. En mi último encuentro amoroso todavía existían los dinosaurios, así que desde entonces, todo el dinero que recibo es mío mío mío.

Básicamente hay que visualizar en qué podemos gastar menos, sé que se siente biempadre comprar, pero tenemos que aprender a poner prioridades de lo que necesitamos, sobretodo si no queremos terminar gastando la quincena en un día y ahora SÍ limitarnos hasta que llegue la otra.

That’s all folks!

Anuncios
Estándar

One thought on “Asalariada principiante: cómo dejar de gastar en pendejadas.

  1. Jajajaja de verdad necesitaba un post así! Me acabo de mudar yo sola y a comenzar mi vida independiente y de plano mis quincenas no duran casí nada. Esta nueva etapa te hace sentir tan bien que ni te das cuenta que estas gastando a lo menso!

    Gracias por tu post 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s